11 de agosto de 2018

Caciquismo en Erandio: La elección del alcalde en 1911

Ayuntamiento viejo, en el barrio de Altzaga
Entre 1874 y 1923 el caciquismo fue uno de los principales protagonistas en la historia de España, sobre todo de gran influencia en las zonas rurales. La concreción electoral, en este contexto de sociedad de clientelas, era la principal forma de manifestarse el caciquismo, si bien no fue la única.

Los caciques se encargaban de controlar los votos de todas las personas con capacidad de voto de la localidad, que en Erandio, eran una gran minoría de los vecinos, lo que era la base de la alternancia política de la Restauración. Los caciques eran personas con influencia y poder económico en el pueblo, que podrían llegar a intimidar a los vecinos si las cosas no transcurrían como ellos querían. Erandio, como el resto de pueblos, no fue ajeno al caciquismo, y serán varias las elecciones donde se produzcan altercados, que de hecho era lo habitual en el pueblo cada vez que había elecciones. 

Son pocas las crónicas que hablan de episodios caciquiles en Erandio. Algunas pocas noticias y crónicas aparecían sólo cuando había grandes altercados y, también, sabemos algo de lo que ocurría en el pueblo por los socialistas, que será la facción más perjudicada en esta época por el sistema electoral caciquil. De hecho no será hasta la llegada de la II República cuando accedan a tener representación municipal, a pesar de que la Agrupación de Erandio se funda en 1896 y en 1911 habían conseguido representante en la diputación de Bizkaia. 

Así pues, ya en las de 1899 los socialistas del pueblo manifestaban las trampas que tanto en el distrito "riberista" y en el "antiriberista" se habían producido. En este sentido, se llegó a obligar por la fuerza a vecinos, se darán casos en que los muñidores llevarán a través de las huertas, y en hombros, a votantes escondidos para que no los vieran los adversarios. En dichas elecciones los socialistas manifestaron que se llego "a dar 500 pesetas por cuatro votos". 
Noticia aparecida en la revista Caras y Caretas, de Argentina, el 24-12-1912
El episodio que más resonancia tuvo a nivel nacional, llegando la noticia hasta Argentina donde se hicieron eco también en la revista "Caras y caretas", fue la elección del alcalde en 1911 por lo surrealista que fue. El resultado electoral había sido que los dos bandos de la burguesía habían quedado empatados, de este modo había siete concejales bizkaitarras y otros siete concejales favorables al cacique del pueblo, de este modo cuando se votó para elegir al alcalde dio empate.

Decidido que la suerte resolviese el empate, pensaron ambos bandos que, en el sorteo, el que hiciera las veces de alcalde podía fácilmiente colaborar con la suerte, y empezaron a defender el puesto con una tenacidad importante. Los bizkaitarras sostenían que el sorteo debía ser presidido por el alcalde interino, y los del bando contrario, que correspondía ocupar la presidencia al concejal que en la elección obtuvo mayor número de sufragios, que había sido el preferido del cacique.

Uno y otro, apoyados por sus respectivos amigos, pugnaban por ocupar la silla presidencial de tal forma que se llegó al extremo de sentarse en ella al mismo tiempo uno sobre otro, y diciendo los dos lo mismo a la vez, "Se va a proceder a la votación" gritaba uno, y el otro lo mismo, mientras se disputaban la urna a tirones para controlarla.

El alcalde interino, el bizkaitarra, viendo que era imposible desalojar del sillón a su competidor, suspendió la sesión y dio conocinento al goberaador de lo que ocurría; pero supo que los contrarios se proponían celebrar la sesión por su cuenta y riesgo, y par a evitarlo volvió al salón de sesiones y comenzó a disputar de nuevo el sillón y la campanilla al otro concejal. La escena fue larga y regocijadísima. Luchaban a codazos y empujones, jaleados por sus respectivos bandos. Cuando los luchadores comenzaban a perder la corrección y el enfrentamiento subía de nivel entró la Guardia Civil y desalojó el local.

El gobernador envió un delegado y se decidió que el Ayuntamiento se constituyera al siguiente día bajo la presidencia del delegado del Gobernador. Esto parecía dar por resuelto en conflicto; pero los bizkaitarras no querían confiar a la suerte la elección e idearon una estrategia.

De madrugada, los trasnochadores vieron salir a gran velocidad un automóvil que se dirigía a San Sebastian. Nunca se supo quienes fueron en él, pero se supo que hubo una juerga por todo lo alto, en la que corrió el champán y que en el momento oportuno las damas asistentes a la fiesta propusieron una excursión para lo que emplearon diversos métodos para convencer y lograr que se hiciera dicha excursión.

Al día siguiente, a la hora de la sesión señalada, faltaba el señor Aranaga, primo del ex alcalde, y otro del bando del cacique. Así pues, cuando los aliados de este daban por perdida la elección se presentó en el Ayuntamiento, el concejal ebrio sostenido por dos amigos y balbuceante, que se cayó del escaño teniéndole que levantar los compañeros. Celebrada la votación resultó elegido alcalde, por siete votos contra seis, Marcos Camiruaga Ugarte. Posteriormente el concejal en estado de embriaguez tuvo que ser llevado a casa sentado en una silla.

La Guardia civil impidió el acceso de los grupos se simpatizantes, de uno y otro bando, que intentaron repetir los incidentes que habían ocurrido el día anterior. El proceso conllevó la detención de varias personas, aunque la tranquilidad volvió a reinar al día siguiente de todo este proceso. 


Fuentes:
Caras y caretas, 24-12-1912
El Pais, 9-1-12, pág 4
La Epoca, 15-1-1912, pág 3

21 de julio de 2018

Historias de Erandio en Facebook

Después de esas más de 60.000 visitas que ha tenido el blog desde su inicio, agradeceros a todas las personas que seguís y leéis este blog. Sois varios los que me habéis mandado correos electrónicos preguntando y comentando varias cuestiones relacionados con él, lo cual me ha servido para aprender un poco más, conoceros a algunos de vosotros, aunque algunas veces nos hemos quedado sin saber, ya que ni tu ni yo, sabíamos la respuesta...

Y es que, durante toda la trayectoria de este blog, sois muchos los que me habéis preguntado por privado ciertas cuestiones, las cuales a veces he podido contestar y otras no. En este sentido, con la intención de que, entre todas las personas que queráis, podamos interactuar aun más, intercambiando información, debatiendo, charlando y aprendiendo un poco más sobre la historia de nuestro pueblo, he creado tal y como me comentaron un par de lectoras, este grupo de facebook que se llama igual que el blog: Historias de Erandio.

Así pues, estáis todos invitados a uniros al grupo.

Saludos y abrazos!

15 de julio de 2018

Franco Española de Cables y Alambres

Sociedad Franco Española a mediados de siglo
Cuando hablamos de "La Franco-Española" o de "Cables y alambres" estamos hablando de la fábrica más antigua de Erandio, que aun continúa su actividad a día de hoy. Hoy se llama Cables y Alambres Especiales, tras una historia de más de un siglo y de varios cambios de nombres.

La fábrica se estableció en Erandio en 1900, con capital francés, unos 900.000 francos de la época, con el fin de llevar a cabo cables de acero para la marina, para grúas, minas, tranvías y planos inclinados, alambres galvanizados, estañados y de todas clases, encargándose también esta Sociedad de instalar tranvías aéreos y transportar minerales. El que dio inicio a esta sociedad, y que sería director de la misma, fue Julio Bonnet. Los ingenieros franceses Ernesto Chandonet y Felix Seuret fueron los directores técnicos y Félix Aliard, que por entonces tenía intereses como contratista en las grandiosas obras del puerto exterior del Nervión, sería el Presidente del Consejo Administrativo.

Fue la primera fábrica en España en fabricar cables y alambres de acero, siendo una suministradora habitual en la industria vizcaína y de todo el Estado. En 1928 pasaría a tener el 100% del capital español, puesto que Ramón de la Sota en unión con su consuegro Pedro Mac Mahón pasarán a tener el control de toda la empresa. Será entonces cuando se pase a llamar "Sociedad Franco Española de Alambres, Cables y Tranvías Aéreos". Desde entonces en el Consejo Administrativo estarían  compuesto por personas con apellidos habituales de la burguesía. En este sentido, ya en 1940 el Consejo de Administración estaba compuesto por Jose Luis Aznar, Joaquín Eulate, Pedro Ibarra, Manuel Castellanos y Lucas Biderbos.

Buena parte de estas familias tendrán el control durante buena parte del franquismo y serán máximos accionistas. De este modo, en los 60 estaría Carlos Castellanos, descendiente de Manuel, en el Consejo de Administración y Jose Luis Aznar y Zavala, como ejemplo, tendría, a día 31 de octubre de 1960, acciones en esta empresa por valor de 187.500 pesetas. Estos años sesenta serán años de ampliación y renovación de cierta maquinaria con el fin de adaptarse al mercado internacional, para ello tendrá que ver mucho la entrada de Pablo Martínez Larrauri como Director Técnico. 


Protestas en 1993 (Fuente: Fundación Anastasio de Gracia)
Esta fábrica ha sido testigo principal de los avatares del Erandio fabril y contemporáneo, viviendo épocas de esplendor y de crisis, con varias huelgas y conflictos laborales. De hecho la huelga más larga que se ha producido por parte de los trabajadores de una factoría del pueblo tuvo lugar en esta misma durante buena parte del año 1902 y 1903, en la que tendrá que actuar las fuerzas del orden en varias ocasiones produciéndose auténticas batallas campales en los alrededores de lafábrica. También durante la crisis industrial de los 90 se verá ciertas protestas en la fábrica, de hecho en 1993 se produjeron ciertas movilizaciones contra el cierre de la empresa (amenaza que ha ido surgiendo en varias ocasiones en los últimos años) en la que durante varios meses los trabajadores saldrán a la calle, manifestándose por el pueblo, realizando varios paros hasta llegar a hacer una huelga general. 

27 de mayo de 2018

Presencia inglesa en el Erandio de finales de s.XIX

El Seamen's Institute fue inaugurado en 1904
En uno de los artículos del periódico La Ilustración Ibérica, del año 1890, se citaba nuestro pueblo refiriéndose al mismo con estas palabras: "Salis de Erandio, del panteón que guarda los restos de Martín Ortiz de Martiartu y de su esposa Ana María de Zamudio y, después de haber revocado allí el pasado, podéis creeros transportados, al pisar la ribera animada del Desierto, a Liverpool, a Manchester o a Londres". 

Y es que, con el despegue industrial que sucedió a cabo por la ría del Nervión a finales del s. XIX, y en el que Erandio, concrétamente los barrios de anexos a la ría, fue testigo directo, la presencia de comerciantes y navegantes ingleses va a ser una constante que durará en el pueblo hasta la primera década del s. XX, para bajar el índice de su presencia a partir de entonces. Durante este tiempo en Altzaga, se producirá un aumento de profesionales dedicados a ciertos oficios relacionados con construcción, servicios personales, ocio, restauración, tabernas, casas de huéspedes, comercios, especialmente en por toda la ribera de Altzaga, que será la zona más concurrida y animada. 

La población de Erandio se estaba concentrando en la ribera del Nervión, de hecho en 1897 suponía el 55%, además, alrededor de 320 personas estaban alojadas en los barcos atracados a lo largo de Erandio, y es de suponer que en su mayoría eran extranjeros, principalmente ingleses. Con la llegada de la era industrial, además de que en el pueblo se vean por primera vez artículos nuevos como los  chubasqueros que taren los ingleses, se van a introducir en ciertos establecimientos anglicismos para anunciar sus productos. En este sentido no era raro ver en la publicidad de ciertos establecimientos como en el Café de Roque palabras como "Restaurant", "bock", o también en carteles de partidos políticos anunciando la fecha de algún "meeting".

Hoy en día, no queda nada del rastro inglés en nuestro pueblo, salvo el edificio que fue el Seamen's Instutute (que a día de hoy se está reformando su fachada), abierto en 1904, que posiblemente nació como una sucursal de la sociedad inglesa British and Foreign Sailors Society dedicada a la construcción de casas de recreo para los marinos británicos en el extranjero. 

En efecto, el Seamen's Institute fue una sociedad de recreo en donde los ingleses pasaban buena parte de sus ratos de ocio. En el mismo se podía jugar al billar, hacer negocios con ciertos comerciantes locales e incluso a la tarde, sobre las 19:45, una vez a la semana se oficiaba misa. Una misa que la daba un pastor protestante, que venía de Portugalete. Al respecto, señalar que uno de los motivos de la implantación de la primera Iglesia de San Agustín en Altzaga fue el hecho de los adeptos que estaba ganando el protestantismo entre cierta población local. La población extranjera principalmente francesa e inglesa era mayoritariamente protestante, frente a la población local que era católica, y aunque esta diferencia no fue ningún problema, si que se produjo alguna vez algún episodio violento. (1)

Uno de los principales personajes de este Erandio británico fue John Knox Moffat, nacido en 1853 en Folkestone, y que se instalaría en la ribera en 1884. Durante su instancia construyó su propio taller de reparación de embarcaciones, siendo el primero en llevar a cabo reparaciones de embarcaciones de casco metálico en la ría de Bilbao. También fue uno de los promotores y partícipes de llevar a cabo el Seamen's Institute, si bien el año de su inauguración abandonaría Erandio cerrando el taller para partir poco después a Newcastle, en donde pasaría la Primera Guerra Mundial, y terminar sus días en Le Havre, falleciendo en 1924.


(1) La Época, 11-9-1898, pág. 3. Ante el fallecimiento de una niña de nacionalidad francesa ell encargado de organizar el entierro pretendía darla sepultura en el cementerio protestante. El cura se oponía a ello, alegando que la niña había muerto cristianamente y se producirá cierto episodio violento prevaleciendo el criterio del sacerdote.

15 de abril de 2018

Cuando por Erandio pasaba el tranvía...

Paso del tranvía por Altzaga inundado
Fueron varios lustros los que por Erandio estuvo pasando el tranvía, que nació como una consecuencia más de la industrialización que empezaba a vivir la provincia de Bizkaia, a partir del último cuarto del s. XIX.

Bilbao aparecerá como un centro neurálgico en el que confluían varias líneas de tranvía, en la zona del Arenal, entra las que se encontrará la que iba desde Sendeja, en Bilbao hasta Las Arenas, por toda la margen derecha de la ría. El tranvía irá dejando a un lado los carruajes, ya que no satisfacían las demandas de la población, que estaba creciendo exponencialmente, si bien los primeros tranvías serían de tracción animal, los llamados "tranvías de sangre".

La inauguración del tranvía que pasará por primera vez por Erandio se producirá el 9 de noviembre de 1877, un tranvía de tracción animal que discurría por la carretera paralela a la ría, el camino de la sirga que en otras ocasiones ya hemos hablado en este blog. Tras estudiar varios proyectos, se dará la concesión del tranvía a Juan Manuel Morales y Juan González Lavín, pero muy poco después el negocio del tranvía será transferido a cuatro socios que disponían intereses inmobiliarios en la zona de Las Arenas, estos eran los hermanos Juan y Emilio Amman, Juan de Aburto Azaola y Eusebio García Lejárraga, que formaron la Compañía del Tranvía de Bilbao a Las Arenas y Algorta. Con el tranvía de tracción animal se ganaba en seguridad, en confort y en la capacidad para trasladar a la población, si bien tenía otros inconvenientes como el hecho de que cada tiro de caballos sólo podía trabajar de 4 a 5 horas, con lo que había que tener cierta logística relacionada con establos, cambios de animal, personal de mantenimiento. Otro de los inconvenientes era la suciedad que causaban por las calles las orinas y el estiércol de los caballos. En cualquier caso el éxito va a ser muy rápido, y ya se solicitará al Ministerio de Fomento en 1881 permiso para levantar una segunda vía y extenderlo, en 1891, hasta la Iglesia de San Nicolás, en Algorta.

La margen derecha fue la primera en disponer un tranvía de tracción animal, ya que había varios intereses entremezclados. En este sentido, el tráfico derivado la industrialización, con los fondeaderos, astilleros existentes y otros centros industriales, se va a entremezclar con los intereses  de desplazamiento de los residentes de zonas como Campo Volantín, Castaños o Matiko y con el hecho de facilitar el acceso de buena parte de la burguesía que se dirigía a las Arenas, que se convertirá con el paso de los años en un área de esparcimiento estival y recreo de las élites de la capital. Todo estaba informado en unos carteles, en donde se recogían los horarios y ciertos servicios especiales, más caros, que normalmente se ponían con objeto de la llegada de la temporada de playas, pero también con acontecimientos culturales, como fiestas, corridas de toros, u obras de teatro, así como servicios de mercancías. Los horarios de las estaciones o apeaderos donde estaban este tipo de carteles hacían referencias a las salidas de Bilbao a Las Arenas, Algorta, pero también Desierto (Altzaga).
Vías del tranvía cruzando el puente de Lutxana

De lunes a viernes, por ejemplo, en abril de 1897, la primera salida del tranvía que pasaba por Altzaga se producía a las 5:10 de la mañana y la última a las 20:00. Por el contrario el primer tranvía que llegaba a Altzaga, desde Algorta, era el de las 5:55, y el último a las 8:45. De lunes a viernes eran sobre todo trabajadores que iba a las fábricas, los que más se movían en el tranvía. Los domingos y festivos las últimas salidas de los tranvías solían hacerse más tarde que los días de diario, pero casi nunca más tarde de las 21:00. Si bien en Erandio, la estación con más número de usuarios era la de Desierto, existían otos apeaderos a lo largo del pueblo entre el de Lutxana y el de Axpe.

Además de los horarios para los viajeros, en los carteles se podía leer información relativa al tráfico de mercancías, en las que entre otras cosas se señalaba cómo tenías que pagar por ellas, siempre 15 minutos antes de la salida del propio tranvía, ya que el despacho quedaba cerrado. También la propia compañía podía llegar a alquilar carruajes y vagones, siempre que se cumpliera unos requisitos.Este servicio de alquiler será usado sobre todo por ciertas empresas que tenían que llevar material o darle salida, así como por algunos miembros de la burguesía.

El trayecto del tranvía constaba de 4 secciones, por lo que el precio del viaje variaba de si se hacía el trayecto de una sección, dos, tres o las cuatro. De este modo, el precio ordinario podía valer entre 20 y 45 céntimos de la época, si bien es cierto que existían bonos de varios viajes para que pudiera salir un poco más barato, así como otros condicionantes como el exceso de equipaje, el llevar perros (si eran grandes o si podían llevarse en el regazo, los niños menores de 6 años, etc...

Con el continuo tráfico de tranvías, carruajes entre las personas que trabajaban en toda la zona fabril, serán habituales que se produzcan accidentes y atropellos. En Erandio la situación llegará a un punto en que en los albores del s.XX, se organicen protestas y mítines por parte de republicanos y de los socialistas, censurando la actitud de la Compañía del Tranvía, así como de las autoridades para con esta, de tal modo que se llegará a pedir al gobernador provincial que se obligara a los tranvías a llevar salvavidas, que cuando pasara por la zona de Desierto fueran a la velocidad del paseo de una persona, que no llevarán remolques que solían descarrilar o que cuidaran el contacto con el suelo por medio de aisladores que sostuvieran los cables desnudos, que solía haber. La cantidad de accidentes del tranvía prácticamente durante toda su época de existencia fue muy notable.

Con la aparición de nuevos vehículos de transporte, en los años 50 el tranvía irá quedando relegado  a un segundo plano, hasta que la línea acabe por desaparecer.


* Las fotografías sacadas del grupo de facebook Memorias de Erandio

Fuentes:
www.getxosarri.blogspot.com