9 de noviembre de 2019

La inauguración de las escuelas de Astrabudua

Autoridades en el patio interior (Fuente: Ayuntamiento de Bilbao)
En otro artículo que  escribí en el 2014 apuntaba cómo y cuándo Astrabudua pasó de ser un núcleo predominantemente rural a urbano, esto sucede a partir de mediados de la década de los cincuenta del siglo pasado, cuando se empiecen a notar los flujos migratorios propios del desarrollismo industrial en la ría del Nervión de la posguerra, y que en Erandio se vivirá especialmente con el entronque de numerosas fábricas y empresas nuevas en su territorio. En este sentido, en Astrabudua se construirá la nueva Iglesia, aparecerán nuevos talleres, los indices demográficos en el barrio crecerán exponencialmente y fruto de todo ello vendrá la necesidad de dotar al barrio de una escuela.

Al mediodía del jueves 22 de enero de 1959 comenzaba el acto de inauguración de las primeras escuelas del barrio de Astrabudua, por aquel pertenenciente a Bilbao. Se había levantado un edificio de carácter historicista, que constaba de tres bloques unidos. Los dos de los extremos serían destinados a dar clases y es en ellos donde estaba la dirección, los lavabos, los roperos, etc... uno de ellos iría destinado a dar clases a las niñas del barrio, y el otro a los niños. En medio quedaría un bloque destinado a patio cubierto en hora de recreo, así como susceptible de ser habilitado como salón de actos.

Vecinos asistentes al acto de inauguración de las escuelas de Astrabudua (Fuente: Ayuntamiento de Bilbao)

Izado de la bandera nacional (Fuente: Ayuntamiento de Bilbao)
Al acto acudieron numerosos vecinos del barrio, así como los propios maestros que iban a dar clases y los alumnos. También acudieron diversas autoridades: el gobernador civil, José Macián, el alcalde de Bilbao, Joaquín de Zugazagoitia, el obispo de la diócesis, Pablo Gúrpide, el inspector jefe de enseñanza primaria, Juan Manuel Sánchez Marco, los presidentes de la comisión municipal de cultura, con su presidente a la cabeza, Vicente Elías, y el arquitecto de la obra, Germán Aguirre.

El acto de inauguración consistió en la bendición por parte del párroco Pablo Gúrpide, que fue asistido por el de la iglesia de San Lorenzo (inaugurada 5 años antes), así como de una pequeña visita por las instalaciones nuevas de las que se iban haciendo numerosos elogios de la misma. El acto de ainuguración terminaría con el izado de la bandera española en el mástil colocado en el patio de recreo exterior, mientras los niños del colegio cantaban el himno falangista.


21 de julio de 2019

El pedúnculo de Lutxana

El Cabras y el Rontegui estaban unidos en la Epoca Cuaternaria
Hubo una época en que se hubiera podido ir desde el monte Cabras hasta el monte Rontegui, que está al otro lado de la ría del Nervión a pie, y es que el curso de la ría en esa zona no era el que es en la actualidad.

A lo largo de los años las viviendas y las fábricas se han ido asentando a lo largo de la ría, con una serie de condiciones topográficas que en buena parte han determinado la propia funcionalidad interna de todo el área fabril y metropolitano. Pero al margen de esa historia, geológicamente la ría tiene su historia, cuya información nos viene a partir de los diferentes depósitos de aluviones a lo largo de la etapa cuaternaria, concretamente en la parte de la ría del Nervión y del río Asúa que pasa por Erandio, que está a base de colmataciones del periodo flandriense (la última etapa del cuaternario).

En este sentido cabe decir que el actual trazado de la ría se debe de a un acortamiento de su curso, hace miles de años el curso era más largo. la razón, es que antes de pasar por el actual barrio erandiotarra de Lutxana, el Nervión había modelado en Barakaldo un gran meandro a escala de las crecidas de la época glacial que bordeaba en monte Ronteguí. Además, en el punto en que se realizó el corte recibe los aportes del Cadagua, y es probable que este aumento de caudalosidad, tanto como las facilidades litológicas, fueran la causa de la amplitud de este meandro (unos dos kilometros y medio), amplitud doble de los meandros del tramo río arriba de Bilbao. Las formas características que no han sido cubiertas por la colmatación flandriense se han conservado muy bien. Así podemos observar a día de hoy el antiguo lóbulo recortado que conserva al pie del Monte Rontegui, claras señales del escarpado de la orilla concava, en la prolongación exacta del que existe también en la base del Monte Cabras, en Lutxana.

Mapa General de la morfología de la ría en el Cuaternario, según Jean Hazera
Idealización del pedúnculo de Lutxana segun Jean Hazera
La manera como ha sido cortado el pedúnculo de Lutxana no se efectuó según el proceso más común de estrangulamiento, al encontrarse las dos orillas concavas a consecuencia de la migración lateral de los meandros. Las dos orillas en oposición estaban a una distancia de unos 700 metros cuando se produjo la ruptura. En este intervalo confluía la corriente del río Asua, que drena el valle de su nombre, abierto en el flysch del Cretácico Superior. Este valle no tiene más de 10 kilométros de largo, el río Asua hoy es un río relativamente poco caudaloso, pero no siempre ha sido así, a juzgar por los meandros bien calibrados que ha modelado en otras épocas. De hecho, se puede apreciar la anchura del lecho gracias a la colmatación flandriense que rellena su parte baja en una anchura de unos 200 metros, cerca de la confluencia con el Nervion. A pesar del emplazamiento actual de esta confluencia quizás forzada artificalmente, se piensa que es más bien rio abajo, hacia Desierto, donde desembocaba la ría, y que este tuvo mucho que ver en la erosión del pedúnculo que haría que la ría del Nervión pasara por donde actualmente lo hace.


Fuentes:
Hazera, Jean: "Historia de la ria de Bilbao en la era cuaternaria", Caja de Ahorros de Vizcaya, Bilbao, 1977

23 de junio de 2019

Represión republicana en el Altuna Mendi

El Altuna Mendi
Paseando por la carretera de la ría, justo, en el límite entre Leioa y el barrio de Axpe, en la desembocadura del río Udondo, se ve en la ría una cruz blanca. Dicha cruz blanca es un homenaje a los asesinados en uno de los episodios más destacados de la represión republicana en Bizkaia, durante la Guerra Civil, levantada por las autoridades franquistas durante La Dictadura.

Desde el comienzo de la Guerra Civil el barco de la naviera Sota y Aznar, Altuna Mendi, estaba fondeado en la ría del Nervión, a la altura de Axpe, por falta de flete. En seguida fue requisado por el gobierno de La República para hacer las veces de barco prisión. Anteriormente este barco ya había sido usado como cárcel para presos. En este sentido, tras la insurrección que se había producido en Octubre de 1934, serán numerosos los detenidos que habían acabado cautivos en dicha embarcación, entre ellos algunos erandiotarras, como el socialista Ramón Rubial.

El Altuna Mendi, ya en la segunda semana de agosto de 1936 había sido tiroteado por milicianos desde la carretera de la ría. Desde el comienzo de los bombardeos sobre Bilbao y toda la zona fabril de la ría del Nervión, cada vez que se producía un bombardeo, había multitudes que pedían la ejecución de los presos e incluso se intentaba acceder a los barcos prisión (además del Altuna Mendi, estaba el cabo Quilates a la altura de Barakaldo) en gabarras para asaltarlos, si bien la Guardia Civil siempre contenía los varios intentos que se produjeron.

La coyuntura cambiará cuando la Guardia Civil fue relevada por grupos de milicianos para custodiar las cárceles. A partir de entonces, cada vez que se producía un bombardeo en la zona se sacaban a los presos nacionales a formar en cubierta. 

El episodio más trágico se produciría el 25 de septiembre de 1936. Las sirenas de la capital vizcaína indicaban a las 10 de la mañana que se estaba produciendo de nuevo un bombardeo por parte de la aviación nacional. Tras el bombardeo fueron multitud de personas protestando por los muelles de la ría próximos a la altura de Altos Hornos, por las dos márgenes, instando a los guardianes a la ejecución de los presos. Algunos conseguirán llegar a la embarcación en gabarra, y se producirá la matanza. En este sentido, después de obligar a los presos a permanecer varias horas con los brazos en alto bajo amenaza de disparo, serán seleccionados 30 personas de las cuáles serán asesinados 28 personas, en dos grupos de 14, siendo ya las primeras horas del día 26 de septiembre. Esta matanza se ha convertido en uno de los episodios más terribles de la represión sufrida por el bando sublevado en la Bizkaia de la Guerra Civil.

Aquí la lista de los ejecutados:
  1. Aguirre Gardeazábal, Norberto (Portugalete): Carlista.
  2. Arana Medina, Dionisio (Baracaldo): Jefe del Requeté de Baracaldo.
  3. Careaga Hormaza, José Antonio (Bilbao): Carlista.
  4. Careaga Uriguen, Alfonso (Algorta): Monárquico.
  5. Certadi Garmendia, Esteban (Sestao): Carlista.
  6. Echarri Marañón, Marcos (Bilbao): Carlista.
  7. Echarri Vidarte, Francisco (Bilbao): Falangista.
  8. Elorza Peña, Pedro (Ortuella): Monárquico.
  9. Espalza Gorostiaga, José M. (Sodupe): Monárquico.
  10. González Inchausti, Leandro (Baracaldo): Monárquico.
  11. González Puento, Tomás (Baracaldo): Requeté.
  12. Lezaina Le-guizamón y Zuazola, José (Algorta): Carlista.
  13. López Castaños, Benito (Baracaldo): Requeté.
  14. Martínez Gómez, Federico (Repélega, Portugalete): Presbítero. Carlista.
  15. Mieza Uribe Echevarría, José Antonio (Baracaldo): Requeté.
  16. Mingo Pozas, Félix (Ortuella): Monárquico.
  17. Palacios Román, Marcelino (Bilbao): Carlista.
  18. Pérez de Rías, Pompeyo (Sestao): Jefe del Requeté de Sestao.
  19. Pérez Zorrilla, Pedro (Portugalete): Carlista.
  20. Quadra Salcedo, Feranando (Güeñes): Monárquico.
  21. Retuerto Pagazaturdnndua, Antonio (Portugalete): Monárquico.
  22. Ruiz y Ruiz, Benjamín (Ortuella): Monárquico.
  23. Santamaría, Narciso.
  24. Serrano de la Mata, Pelayo (Bilbao): Monárquico.
  25. Trápaga Sarabia, Anselmo (Sestao): Carlista.
  26. Zuazola Larrinaga, José Luis (Bilbao): Carlista.
  27. Zubiria Somente, Tomás (Deusto): Monárquico.
  28. Zuricalday Otaola, Francisco Javier (Oquendo): Requeté.
Cruz en la zona de Axpe, en homenaje a los ejecutados el 26 de septiembre de 1936 en el Altuna Mendi
El 2 de octubre, se intentará un nuevo asalto al Altuna Mendi. Esta vez mediante lanchas por parte de la flota de la embarcación Jaime I, con resultado infructuoso, ante la rápida intervención de la Guardia Civil, que desde los sucesos de septiembre había vuelto a custodiar la embarcación.

20 de diciembre de 2018

Erandiotarras en la marina de Guerra Auxiliar de Euskadi

En octubre de 1936 se creaba, por parte de la Consejería de Defensa del Gobierno Vasco, la Marina Auxiliar de Euskadi, como complemento a la Marina Republicana y con el fin de proteger el tráfico marítimo y la pesca, así como la limpieza de minas en las aguas que estaban bajo su jurisdicción frente a la marina del bando sublevado. El motivo alegado por el gobierno vasco para su creación fue el bajo rendimiento y la poca confianza que ofrecían las unidades navales republicanas. Las diferencias entre el lehendakari Aguirre y el Gobierno Republicano, ne este sentido, harán que la Marina Auxiliar pasase a ser prácticamente independiente de la Marina Republicana.

Si bien es cierto, que en la Marina Republicana hubo erandiotarras, como por ejemplo Carmelo Larrasquitu Torre, que fue oficial del destructor Almirante Miranda, o Alvaro Arechavaleta, capitán maquinista del Tramontana, que era un antiguo bacaladero, en el que también estaba Francisco Irureta, en este artículo nos centraremos en los vecinos de Erandio que sirvieron en la Marina Auxiliar de Guerra de Euskadi. Así pues, existen registros de al menos nueve personas que formaron parte de este cuerpo militar del Gobierno Vasco. 

Uno de ellos fue Sabino Azarloza Echevarrieta, afiliado a UGT. Empezó de marinero destinado en el Cuartel que la marina tenía en Getxo, en junio de 1937. Posteriormente fue parte de la tripulación del bou Bizcaya hasta julio de 1937 y terminaría en el cuerpo de Carabineros del Mar, de la República, tras la caída del Frente del Norte. Con Sabino coincidiría su paisano, Nicolás Sánchez Bizarret, afiliado a JSU y a UGT, que empezaría de mozo en junio de 1937, también en el cuartel de la marina de Getxo, para pasar de mozo a la bou Bizcaya, en la que estará hasta julio de 1937.

En la bou Bizcaya, que seguramente fue la bou más activa de toda la campaña que pudo realizar la Marina Auxiliar, estuvo de artillero, de junio a julio del 37, Tomás Sanabria Pastor, afiliado a STV, como artillero. Anteriormente, entre abril y junio, había pertenecido al cuerpo de Canoas Automóviles de Portugalete, en calidad de alferez de navío, en donde terminará después de haber estado en la citada bou, pero ya con el nombre de Canoas Automóviles de Santoña.

Otro militante de STV, al igual que Tomás, fue Benigno Azcue Ormaza, que empezará en la Marina como calderero del bou Araba en el que estará desde noviembre de 1936 hasta abril del año siguiente. Posteriormente es destinado al cuartel de marina de Getxo, en el que estará hasta junio. Su labor en la Marina Auxiliar terminará siendo cabo de fogoneros en el destructor Jose Luis Diez, entre junio y julio.
Benigno Azcue (fuente: marinavasca.eu)
Hubo otros dos erandiotarras, también afiliados a UGT, que sirvieron en la Marina Auxiliar: Mariano Menchaca Aguirre, que estuvo de artillero en el cuartel de marina de Getxo, en mayo del 37, para pasar desde entonces a ser artillero del Iparreko Izarra, hasta julio de 1937, y Francisco Uriarte Basterrechea, que en junio de 1937 hizo trabajos de engrasador en el cuartel de marina de Getxo y al mes siguiente sirvió en el Bou Gipuzcoa, también de engrasador.

En el Danak Ondo, que fue uno de los buques auxiliares de esta marina, estuvo Lorenzo Alday Zabala. En este sentido, empezará con 35 años en la propia embarcación como mecánico de primera en octubre del 1936, nada más confeccionarse la Marina, para pasar a ser, en febrero de 1937 a ser alferez del buque.

Afiliado a ANV fue el erandiotarra Vicente Ozamiz Campos, tercer maquinista del Iruña, entre abril y junio de 1937, con 32 años, para pasar al Jose Luis Diez, que estará hasta septiembre del 37. Éste, acabada la guerra, coincidirá como primer maquinista, con su paisano y amigo Lorenzo Alday Zabala, que hacía las labores de primer motorista, en el Mari Carmen Luzuriaga, barco que naufragaría en 1948, si bien lograron salvarse.
Vicente Ozamiz (Fuente: marinavasca.eu)
Pero tal vez, la persona más interesante, desde un punto de vista historiográfico sea Policarpo Bilbao Zubiaga. Había empezado a trabajar desde muy joven embarcando como camarero, si bien era capitán de la Marina Mercante cuando comienza la guerra, que le pillo con 34 años. Para entonces ya era un destacado afiliado de Izquierda Republicana a nivel local.
Ingresó en la Marina de Euzkadi en mayo de 1937 y rápidamente llevará el mando de la lancha rápida Txepetx con la que realizó diversos viajes de enlace con Bayona. En junio fue nombrado comandante del bou Gipuzkoa. Al caer Bilbao pasó a Santoña, donde su buque fue atacado por el crucero Cervera. y luego a Santander.

Una vez puesto el punto y final las actividades de la Marina Auxiliar de Euskadi, se incorporó el bou Gipuzkoa a las Fuerzas Navales del Cantábrico. Policarpo Bilbao fue desembarcado y se le nombró primer oficial del bou Gazteiz el 22 de agosto de 1937, pero cinco días después fue hecho prisionero en Santoña, y condenándole por adhesión a la rebelió, permaneció en la Colonia PEnitenciaria de El Dueso, hasta el 6 de agosto de 1938, cuando ingresó en la prisión central de El Puerto de Santa María, en la que estuvo hasta el 12 de mayo de 1941, cuando obtuvo la libertad condicional. Cuando salió, y habiendo acabado la guerra volvió a embarcar, primero en buques pesqueros y luego en pequeños costeros. Trabajó finalmente como capitán para armadores italianos hasta su retiro en 1964. Falleció en Algorta en 1982.
Policarpo Bilbao (fuente: marinavasca.eu)


Fuentes:
PARDO SAN GIL, JUAN: "La Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi (1936-39)", Museo Naval, San Sebastian, 2008

15 de diciembre de 2018

Testimonios sobre La Guerra Civil y la Posguerra en Erandio


Se estrenó hace unas semanas un video que nace de la iniciativa del Ayuntamiento de Erandio, en la que se recogen varios testimonios relacionados con la Guerra Civil y la Posguerra.

Aquí se puede ver: