20 de diciembre de 2018

Erandiotarras en la marina de Guerra Auxiliar de Euskadi

En octubre de 1936 se creaba, por parte de la Consejería de Defensa del Gobierno Vasco, la Marina Auxiliar de Euskadi, como complemento a la Marina Republicana y con el fin de proteger el tráfico marítimo y la pesca, así como la limpieza de minas en las aguas que estaban bajo su jurisdicción frente a la marina del bando sublevado. El motivo alegado por el gobierno vasco para su creación fue el bajo rendimiento y la poca confianza que ofrecían las unidades navales republicanas. Las diferencias entre el lehendakari Aguirre y el Gobierno Republicano, ne este sentido, harán que la Marina Auxiliar pasase a ser prácticamente independiente de la Marina Republicana.

Si bien es cierto, que en la Marina Republicana hubo erandiotarras, como por ejemplo Carmelo Larrasquitu Torre, que fue oficial del destructor Almirante Miranda, o Alvaro Arechavaleta, capitán maquinista del Tramontana, que era un antiguo bacaladero, en el que también estaba Francisco Irureta, en este artículo nos centraremos en los vecinos de Erandio que sirvieron en la Marina Auxiliar de Guerra de Euskadi. Así pues, existen registros de al menos nueve personas que formaron parte de este cuerpo militar del Gobierno Vasco. 

Uno de ellos fue Sabino Azarloza Echevarrieta, afiliado a UGT. Empezó de marinero destinado en el Cuartel que la marina tenía en Getxo, en junio de 1937. Posteriormente fue parte de la tripulación del bou Bizcaya hasta julio de 1937 y terminaría en el cuerpo de Carabineros del Mar, de la República, tras la caída del Frente del Norte. Con Sabino coincidiría su paisano, Nicolás Sánchez Bizarret, afiliado a JSU y a UGT, que empezaría de mozo en junio de 1937, también en el cuartel de la marina de Getxo, para pasar de mozo a la bou Bizcaya, en la que estará hasta julio de 1937.

En la bou Bizcaya, que seguramente fue la bou más activa de toda la campaña que pudo realizar la Marina Auxiliar, estuvo de artillero, de junio a julio del 37, Tomás Sanabria Pastor, afiliado a STV, como artillero. Anteriormente, entre abril y junio, había pertenecido al cuerpo de Canoas Automóviles de Portugalete, en calidad de alferez de navío, en donde terminará después de haber estado en la citada bou, pero ya con el nombre de Canoas Automóviles de Santoña.

Otro militante de STV, al igual que Tomás, fue Benigno Azcue Ormaza, que empezará en la Marina como calderero del bou Araba en el que estará desde noviembre de 1936 hasta abril del año siguiente. Posteriormente es destinado al cuartel de marina de Getxo, en el que estará hasta junio. Su labor en la Marina Auxiliar terminará siendo cabo de fogoneros en el destructor Jose Luis Diez, entre junio y julio.
Benigno Azcue (fuente: marinavasca.eu)
Hubo otros dos erandiotarras, también afiliados a UGT, que sirvieron en la Marina Auxiliar: Mariano Menchaca Aguirre, que estuvo de artillero en el cuartel de marina de Getxo, en mayo del 37, para pasar desde entonces a ser artillero del Iparreko Izarra, hasta julio de 1937, y Francisco Uriarte Basterrechea, que en junio de 1937 hizo trabajos de engrasador en el cuartel de marina de Getxo y al mes siguiente sirvió en el Bou Gipuzcoa, también de engrasador.

En el Danak Ondo, que fue uno de los buques auxiliares de esta marina, estuvo Lorenzo Alday Zabala. En este sentido, empezará con 35 años en la propia embarcación como mecánico de primera en octubre del 1936, nada más confeccionarse la Marina, para pasar a ser, en febrero de 1937 a ser alferez del buque.

Afiliado a ANV fue el erandiotarra Vicente Ozamiz Campos, tercer maquinista del Iruña, entre abril y junio de 1937, con 32 años, para pasar al Jose Luis Diez, que estará hasta septiembre del 37. Éste, acabada la guerra, coincidirá como primer maquinista, con su paisano y amigo Lorenzo Alday Zabala, que hacía las labores de primer motorista, en el Mari Carmen Luzuriaga, barco que naufragaría en 1948, si bien lograron salvarse.
Vicente Ozamiz (Fuente: marinavasca.eu)
Pero tal vez, la persona más interesante, desde un punto de vista historiográfico sea Policarpo Bilbao Zubiaga. Había empezado a trabajar desde muy joven embarcando como camarero, si bien era capitán de la Marina Mercante cuando comienza la guerra, que le pillo con 34 años. Para entonces ya era un destacado afiliado de Izquierda Republicana a nivel local.
Ingresó en la Marina de Euzkadi en mayo de 1937 y rápidamente llevará el mando de la lancha rápida Txepetx con la que realizó diversos viajes de enlace con Bayona. En junio fue nombrado comandante del bou Gipuzkoa. Al caer Bilbao pasó a Santoña, donde su buque fue atacado por el crucero Cervera. y luego a Santander.

Una vez puesto el punto y final las actividades de la Marina Auxiliar de Euskadi, se incorporó el bou Gipuzkoa a las Fuerzas Navales del Cantábrico. Policarpo Bilbao fue desembarcado y se le nombró primer oficial del bou Gazteiz el 22 de agosto de 1937, pero cinco días después fue hecho prisionero en Santoña, y condenándole por adhesión a la rebelió, permaneció en la Colonia PEnitenciaria de El Dueso, hasta el 6 de agosto de 1938, cuando ingresó en la prisión central de El Puerto de Santa María, en la que estuvo hasta el 12 de mayo de 1941, cuando obtuvo la libertad condicional. Cuando salió, y habiendo acabado la guerra volvió a embarcar, primero en buques pesqueros y luego en pequeños costeros. Trabajó finalmente como capitán para armadores italianos hasta su retiro en 1964. Falleció en Algorta en 1982.
Policarpo Bilbao (fuente: marinavasca.eu)


Fuentes:
PARDO SAN GIL, JUAN: "La Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi (1936-39)", Museo Naval, San Sebastian, 2008

15 de diciembre de 2018

Testimonios sobre La Guerra Civil y la Posguerra en Erandio


Se estrenó hace unas semanas un video que nace de la iniciativa del Ayuntamiento de Erandio, en la que se recogen varios testimonios relacionados con la Guerra Civil y la Posguerra.

Aquí se puede ver:


2 de diciembre de 2018

Republicanismo en Erandio

Las diferentes corrientes republicanas, tendrán cierta actividad constante en el pueblo, al menos hasta la llegada de la Guerra Civil. Ya el 3 de febrero de 1895 (algunas fuentes también señalan el 16 de enero, como fecha de inauguración) se inaugura el primer Círculo Republicano en Erandio, con el fin de "propagar los ideales democráticos". Para ser socio había que pagar 50 céntimos mensuales, y el no hacerlo significaba expulsión. Se instalaron en el que por aquel entonces era el Café Universal.

En el pueblo siempre fue una corriente minoritaria, si bien bastante activa, de hecho durante los primeros años serán varios los republicanos erandiotarras los que solían acudir a diferentes mítines por toda la geografía vasca. En los primeros años del republicanismo en Erandio, esta corriente estuvo apoyada por la Logia "Luz del Nervión", nº 141, una logia masónica creada  el 22 de noviembre de 1893, con sede en el barrio de Altzaga, en la que algunos de sus miembros participarán en manifestaciones republicanas.

En 1903, la Junta Republicana en Erandio estaba compuesta por: Norberto Tellado (presidente), Benigno Escobal (vicepresidente), Benigno Merino (secretario), Rafael García (vicesecretario) y los vocales, Pedro Castresana, Amancio Sánchez, Rafael Allende, Celestino del Rio, Jose Echevarria y Cesareo Minayo. Durante estos primeros años del pasado siglo los republicanos y los socialistas crearán una conjunción que les llevará a ser las fuerza más votada en las elecciones municipales de 1909 en el distrito de Axpe, de mayoría socialista, siendo elegido concejal Benigno Escobal. También confluirán con los socialistas en diversos mítines en los que acudirán juntos, como el producido en Bilbao el 3 de octubre de 1903, en el que el republicano Norberto Tellado, y el socialista erandiotarra, Jose Urra, formarán parte de la comisión organizadora del propio mitin.

Al igual que otros partidos, los republicanos tenían su propia sección de juventudes, la Juventud Republicana, cuya ejecutiva, en 1903, la componían: Juan Fernández Peñafiel (presidente), Ramón Cavia (vicepresidente), Julio González (secretario)  Vicente Tellado (vicesecretario) Jose Echevarría (tesorero), Rafael García (contador) y los vocales Diego Guisasola, Jesús Martínez, Juan Maroto y Julián Echévarri.

En 1904, inaugurarían un modesto pero elegante casino, en la zona de la ribera de Altzaga, que llegará a tener 214 socios, siendo presidido por Remigio Merino. En 1895 habían inaugurado el primero pero había durado poco. En este casino nuevo se llevarían a cabo charlas, conferencias, así como reuniones entre simpatizantes republicanos. Ese mismo año se celebraba el Congreso Republicano, en Roma. Desde Erandio aunque no pudieron mandar delegado, celebrarán concursos literarios y veladas, y nombrarán a Nicolás Salmerón para que represente al casino erandiotarra en dicho congreso.
Noticia aparecida en Los Dominicales del Libre Pensamiento, 28-10-1904, pág. 3

La mayoría de los republicanos se consideraban laicos, y no era raro que cuando falleciera algún republicano se hiciera un entierro civil, como ocurre con la muerte de Nicasio López, en 1906, a cuyo entierro asisitirán más de 700 obreros. Los entierros civiles, que con la aparición del republicanismo y socialismo en el pueblo estaban creciendo, hará que se produzcan algunos incidentes en plenos entierros, donde en algunos casos llegó a aparecer el cura acompañado con la Guardia Civil para que se celebrará el entierro a la manera del catolicismo.

Será a partir de la segunda década del s. XX, cuando el republicanismo se asiente definitivamente, en cuanto al crecimiento de su acción política en el pueblo, si bien será desde entonces cuando surjan dentro del republicanismo diferentes divisiones y reorganizaciones, que harán que los republicanos nunca tuvieran gran repercusión en la política del pueblo, lo contrario a los jeltzales y socialistas. Gracias a los republicanos y los socialistas, en 1911 Erandio fue el primer pueblo en Bizkaia en celebrar la firma del armisticio de la 1ª Guerra Mundial, en la que tras pedir permiso al Ayuntamiento se celebró una manifestación con el fin de celebrar el fin de la Guerra, en la que las crónicas de la época apuntan a más de 3.000 personas por las calles de Altzaga. Ese mismo año se crearía en Asúa el Centro instructivo de Coalición Democrática (en referencia a la coalición entre republicanos y socialistas que se había llevado a cabo), y que lo componían 24 socios.

Por aquellos años, en 1913, en la calle Jado estaba la Unión Republicana de Erandio, con 24 socios. Será también en 1913, cuando se funde el Partido Republicano Autónomo de Vizcaya (PRAV) que, si bien no tendrá sede por el momento, sí tendrá afiliados en el pueblo. Este partido tuvo como uno de sus objetivos dar respuesta a la desunión republicana, y declararse autónomos para tomar las decisiones y la línea política que les convenía en Bizkaia en cada momento.

Con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera, el republicanismo cesará su actividad en Erandio, mostrándose en contra de la dictadura. El PRAV, por ejemplo, formaría parte de Alianza Republicana, junto a Acción Republicana, partido donde se integrará el PRAV, en 1932.

Tras la caída de la dictadura de Primo de Rivera, el republicanismo recuperará su actividad. Así, en la Calle Jado, 20, en 1931 habrá una sede del PRAV. Por aquel entonces la ejecutiva del PRAV, en Erandio, la formaban: Jose Tobio (presidente), Alfredo Sabio (secretario), Gonzalo Sabin (vicepresidente), Valeriano Pérez (vicesecretario), Antonio Berganza (tesorero) y Vidal Escribano, Francisco Martínez, Eliseo Pardo y Clariso Rodríguez (vocales).
Este partido participará en las elecciones municipales de abril de 1931, con las que llega la república. En dichas elecciones saldrán como concejales Joaquín Zaitegui, que llegaría a ser alcalde provisional, antes de ser nombrado tercer teniente alcalde) y Alfredo Sabio. Al mes siguiente se renovarían los cargos y entrarían algunos a la ejecutiva: Benigno Escobar (presidente), José Zorroza (secretario), Antonio Prieto (vocal).

Serán los años de mayor protagonismo del republicanismo, que llegará a llevar a cabo una gestora con el fin de formar un núcleo de juventudes. En dicha gestora estarían Benito Casal, Julio García, Celedonio García, Felix Lombardero, Crisanto Zuazo y Saturnino Diez. A finales de 1931, se llevaría a cabo un mitin en el Coliseo, con motivo de la inauguración de una nueva sede, en el segundo piso de la Calle Jado, 20, en el que intervinieron el presidente del PRAV, Luis Aldecoa, así como los republicanos  Luis López Múgica, Clotilde Laya Blanco y Fermín Solozabal. Después del mitín se celebró un banquete al que asistió Clara Campoamor.

El republicanismo en Erandio vivía su época dorada. De hecho, a principios de 1932, en el barrio de Asúa se forma la Agrupación Republicana Socialista, y poco después la sección republicana del PRAV en el barrio de Altzaga. Por aquellos años, y al menos hasta 1934, consta la existencia de la Unión Femenina Republicana, y el Hogar de la Mujer Moderna, de Erandio, también de carácter republicano.

En los últimos años de la II República, en el pueblo convivirán Acción Republicana, el partido de Manuel Azaña, para el cual los afliliados organizarán un viaje para asistir al mitín que dio en Lasesarre, y cuyas entradas se podían adquirir en los bajos del número 18 de la calle Jado, y el Partido Republicano Radical Socialista, que en Erandio lo presidirá Francisco Martínez y será secretario Felix Lombardero. En dicho partido acabarán la mayoría de afiliados que habían estado en el PRAV.
Antes de que acabe el periodo republicano, el PRRS sufrirá una división, El Partido Republicano Radical Socialista Independiente y el Partido Republicano Radical Socialista de España, los cuales tendrán agrupación en el pueblo, por lo que al finalizar el periodo reublicano, en Erandio había tres agrupaciones republicanas, lo que demuestra la división de los mismos.

La época dorada del republicanismo, a pesar de las divisiones internas que sieiempre tuvo, se verá truncada con el comienzo de la Guerra Civil.

Fuentes:
Los Dominicales del Libre Pensamiento, 08-02-1895, pág. 2
Los Dominicales del Libre Pensamiento, 28-04-1898, pág. 3
Los Dominicales del Libre Pensamiento, 28-10-1904, pág. 3
Los Dominicales del Libre Pensamiento, 16-03-1906, pág. 4
Los Dominicales del Libre Pensamiento, 20-06-1906, pág. 2
El Pais, 27-09-1903, pág. 3
El Pais, 08-10-1903, pág. 2
El Pais, 24-12-1903, pág. 1
El Correo, 11-11-1918, pág. 10
Errepublika Plaza: www.errepublikaplaza.wordpress.com

4 de noviembre de 2018

Conferencia: "La Ría, motor de una gran transformación"

El próximo martes, tendrá lugar una conferencia, organizada por la asociación Otsoena, en Astrabudua con el título "La Ría, motos de una gran transformación", cuyo ponente será el erandiotarra Adrián Busto.

El cartel: 


11 de agosto de 2018

Caciquismo en Erandio: La elección del alcalde en 1911

Ayuntamiento viejo, en el barrio de Altzaga
Entre 1874 y 1923 el caciquismo fue uno de los principales protagonistas en la historia de España, sobre todo de gran influencia en las zonas rurales. La concreción electoral, en este contexto de sociedad de clientelas, era la principal forma de manifestarse el caciquismo, si bien no fue la única.

Los caciques se encargaban de controlar los votos de todas las personas con capacidad de voto de la localidad, que en Erandio, eran una gran minoría de los vecinos, lo que era la base de la alternancia política de la Restauración. Los caciques eran personas con influencia y poder económico en el pueblo, que podrían llegar a intimidar a los vecinos si las cosas no transcurrían como ellos querían. Erandio, como el resto de pueblos, no fue ajeno al caciquismo, y serán varias las elecciones donde se produzcan altercados, que de hecho era lo habitual en el pueblo cada vez que había elecciones. 

Son pocas las crónicas que hablan de episodios caciquiles en Erandio. Algunas pocas noticias y crónicas aparecían sólo cuando había grandes altercados y, también, sabemos algo de lo que ocurría en el pueblo por los socialistas, que será la facción más perjudicada en esta época por el sistema electoral caciquil. De hecho no será hasta la llegada de la II República cuando accedan a tener representación municipal, a pesar de que la Agrupación de Erandio se funda en 1896 y en 1911 habían conseguido representante en la diputación de Bizkaia. 

Así pues, ya en las de 1899 los socialistas del pueblo manifestaban las trampas que tanto en el distrito "riberista" y en el "antiriberista" se habían producido. En este sentido, se llegó a obligar por la fuerza a vecinos, se darán casos en que los muñidores llevarán a través de las huertas, y en hombros, a votantes escondidos para que no los vieran los adversarios. En dichas elecciones los socialistas manifestaron que se llego "a dar 500 pesetas por cuatro votos". 
Noticia aparecida en la revista Caras y Caretas, de Argentina, el 24-12-1912
El episodio que más resonancia tuvo a nivel nacional, llegando la noticia hasta Argentina donde se hicieron eco también en la revista "Caras y caretas", fue la elección del alcalde en 1911 por lo surrealista que fue. El resultado electoral había sido que los dos bandos de la burguesía habían quedado empatados, de este modo había siete concejales bizkaitarras y otros siete concejales favorables al cacique del pueblo, de este modo cuando se votó para elegir al alcalde dio empate.

Decidido que la suerte resolviese el empate, pensaron ambos bandos que, en el sorteo, el que hiciera las veces de alcalde podía fácilmiente colaborar con la suerte, y empezaron a defender el puesto con una tenacidad importante. Los bizkaitarras sostenían que el sorteo debía ser presidido por el alcalde interino, y los del bando contrario, que correspondía ocupar la presidencia al concejal que en la elección obtuvo mayor número de sufragios, que había sido el preferido del cacique.

Uno y otro, apoyados por sus respectivos amigos, pugnaban por ocupar la silla presidencial de tal forma que se llegó al extremo de sentarse en ella al mismo tiempo uno sobre otro, y diciendo los dos lo mismo a la vez, "Se va a proceder a la votación" gritaba uno, y el otro lo mismo, mientras se disputaban la urna a tirones para controlarla.

El alcalde interino, el bizkaitarra, viendo que era imposible desalojar del sillón a su competidor, suspendió la sesión y dio conocinento al goberaador de lo que ocurría; pero supo que los contrarios se proponían celebrar la sesión por su cuenta y riesgo, y par a evitarlo volvió al salón de sesiones y comenzó a disputar de nuevo el sillón y la campanilla al otro concejal. La escena fue larga y regocijadísima. Luchaban a codazos y empujones, jaleados por sus respectivos bandos. Cuando los luchadores comenzaban a perder la corrección y el enfrentamiento subía de nivel entró la Guardia Civil y desalojó el local.

El gobernador envió un delegado y se decidió que el Ayuntamiento se constituyera al siguiente día bajo la presidencia del delegado del Gobernador. Esto parecía dar por resuelto en conflicto; pero los bizkaitarras no querían confiar a la suerte la elección e idearon una estrategia.

De madrugada, los trasnochadores vieron salir a gran velocidad un automóvil que se dirigía a San Sebastian. Nunca se supo quienes fueron en él, pero se supo que hubo una juerga por todo lo alto, en la que corrió el champán y que en el momento oportuno las damas asistentes a la fiesta propusieron una excursión para lo que emplearon diversos métodos para convencer y lograr que se hiciera dicha excursión.

Al día siguiente, a la hora de la sesión señalada, faltaba el señor Aranaga, primo del ex alcalde, y otro del bando del cacique. Así pues, cuando los aliados de este daban por perdida la elección se presentó en el Ayuntamiento, el concejal ebrio sostenido por dos amigos y balbuceante, que se cayó del escaño teniéndole que levantar los compañeros. Celebrada la votación resultó elegido alcalde, por siete votos contra seis, Marcos Camiruaga Ugarte. Posteriormente el concejal en estado de embriaguez tuvo que ser llevado a casa sentado en una silla.

La Guardia civil impidió el acceso de los grupos se simpatizantes, de uno y otro bando, que intentaron repetir los incidentes que habían ocurrido el día anterior. El proceso conllevó la detención de varias personas, aunque la tranquilidad volvió a reinar al día siguiente de todo este proceso. 


Fuentes:
Caras y caretas, 24-12-1912
El Pais, 9-1-12, pág 4
La Epoca, 15-1-1912, pág 3