15 de julio de 2018

Franco Española de Cables y Alambres

Sociedad Franco Española a mediados de siglo
Cuando hablamos de "La Franco-Española" o de "Cables y alambres" estamos hablando de la fábrica más antigua de Erandio, que aun continúa su actividad a día de hoy. Hoy se llama Cables y Alambres Especiales, tras una historia de más de un siglo y de varios cambios de nombres.

La fábrica se estableció en Erandio en 1900, con capital francés, unos 900.000 francos de la época, con el fin de llevar a cabo cables de acero para la marina, para grúas, minas, tranvías y planos inclinados, alambres galvanizados, estañados y de todas clases, encargándose también esta Sociedad de instalar tranvías aéreos y transportar minerales. El que dio inicio a esta sociedad, y que sería director de la misma, fue Julio Bonnet. Los ingenieros franceses Ernesto Chandonet y Felix Seuret fueron los directores técnicos y Félix Aliard, que por entonces tenía intereses como contratista en las grandiosas obras del puerto exterior del Nervión, sería el Presidente del Consejo Administrativo.

Fue la primera fábrica en España en fabricar cables y alambres de acero, siendo una suministradora habitual en la industria vizcaína y de todo el Estado. En 1928 pasaría a tener el 100% del capital español, puesto que Ramón de la Sota en unión con su consuegro Pedro Mac Mahón pasarán a tener el control de toda la empresa. Será entonces cuando se pase a llamar "Sociedad Franco Española de Alambres, Cables y Tranvías Aéreos". Desde entonces en el Consejo Administrativo estarían  compuesto por personas con apellidos habituales de la burguesía. En este sentido, ya en 1940 el Consejo de Administración estaba compuesto por Jose Luis Aznar, Joaquín Eulate, Pedro Ibarra, Manuel Castellanos y Lucas Biderbos.

Buena parte de estas familias tendrán el control durante buena parte del franquismo y serán máximos accionistas. De este modo, en los 60 estaría Carlos Castellanos, descendiente de Manuel, en el Consejo de Administración y Jose Luis Aznar y Zavala, como ejemplo, tendría, a día 31 de octubre de 1960, acciones en esta empresa por valor de 187.500 pesetas. Estos años sesenta serán años de ampliación y renovación de cierta maquinaria con el fin de adaptarse al mercado internacional, para ello tendrá que ver mucho la entrada de Pablo Martínez Larrauri como Director Técnico. 


Protestas en 1993 (Fuente: Fundación Anastasio de Gracia)
Esta fábrica ha sido testigo principal de los avatares del Erandio fabril y contemporáneo, viviendo épocas de esplendor y de crisis, con varias huelgas y conflictos laborales. De hecho la huelga más larga que se ha producido por parte de los trabajadores de una factoría del pueblo tuvo lugar en esta misma durante buena parte del año 1902 y 1903, en la que tendrá que actuar las fuerzas del orden en varias ocasiones produciéndose auténticas batallas campales en los alrededores de lafábrica. También durante la crisis industrial de los 90 se verá ciertas protestas en la fábrica, de hecho en 1993 se produjeron ciertas movilizaciones contra el cierre de la empresa (amenaza que ha ido surgiendo en varias ocasiones en los últimos años) en la que durante varios meses los trabajadores saldrán a la calle, manifestándose por el pueblo, realizando varios paros hasta llegar a hacer una huelga general. 

2 comentarios:

  1. Será muy interesante, en un futuro cercano, cuando se pueda leer la última parte de la historia desde la conversión en cooperativa (tras unas turbias negociaciones que culminaron con indemnizaciones y despidos varios, y jubilaciones anticipadas en las que se hizo pasar uno a uno a los trabajadores para hacerles firmar, bajo mucha presión y falta de conocimiento de lo allí tratado, que habrían recibido el doble de lo realmente percibido como indemnización oficialmente reconocida ante el Gobierno Vasco, lo que no pinta nada bien desde la legalidad ¿verdad?) y también la nueva etapa tras la venta a Vicinay (en realidad dos empresas participadas por esta) con acuerdos poco transparentes o al menos poco conocidos entre empresa, gobierno vasco y Diputación).

    Estamos viviendo ahora mismo ese pedacito o tramo de la Historia y ojalá que se resuelva la situación de indefinición con beneficio para todas las partes, pero, sobretodo, para Erandio, que a través de muchas generaciones ha dejado su impronta y muchas vidas en una empresa que se convirtió pronto en algo propio, motor económico para muchas familias.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, ojalá se resuelva la situación.

    ResponderEliminar